Puntos rojos en la piel (Puntos Rubi).

Durante este verano a la hora de ponerse el bañador muchos de ustedes pudieron apreciar la presencia de puntos rojos en la piel, de diferentes tamaños, desde pequeños y múltiples puntos especialmente por el abdomen a lesiones algo mayores de dos o tres milímetros sobretodo en el tórax.

Estas lesiones se conocen como angiomas eruptivos o puntos rubí, también se llaman angiomas seniles y son  alteraciones de proliferación tumoral de los vasos más pequeños llamados capilares que nutren la capa más profunda de la piel y constituyen la lesión vascular más común en los adultos.

Son lesiones pequeñas, elevadas y de color rojo o granate, generalmente múltiples y asintomáticas, algunas lesiones pueden ser algo mayores hasta tres o cinco milímetros de diámetro.

Estas lesiones no requieren de tratamiento ya que nunca se transforman hacia algo maligno o de carácter invasor, sin embargo en algunas ocasiones pueden alertar al dermatólogo a buscar enfermedades subyacentes tales como las de origen hepático.

La mayor parte de las veces solamente constituyen una forma normal del envejecimiento cutáneo y su valor es únicamente estético, por ello, si al paciente no le gustan o desea que desaparezcan existen múltiples tratamientos que su dermatólogo de confianza puede ofrecerles tales como, la electrocoagulación por radiofrecuencia, el láser o la crioterapia. Son tratamientos con muy buen resultado cosmético y prácticamente indoloros.