Es fundamental la visita al dermatólogo en forma anual para hacer la revisión de los lunares o nevus. Pero también en nuestro hogar podemos ir controlándolos y en caso de sospecha acudir en forma precoz al especialista.

Signos de alarma de un lunar

Primero debemos saber cuales son los signos de alarma de un lunar o nuevo que nos oriente a sospechar de su malignidad.

  • La asimetría: donde vemos que una mitad no es igual que la otra en cuanto a color y forma.
  • Los bordes: irregulares o bien poco precisos
  • Los colores: diferentes y de distribución irregular.
  • El diámetro: que haya aumentado de tamaño bruscamente en el último tiempo.

Otras características importantes son la sensación de escozor, picor, que sangren o duelan. Para hacer nuestra autoevaluación debemos revisar toda nuestra piel, de la cabeza a los pies. Se debe observar el cuerpo frente a un espejo, primero por delante con los brazos levantados, luego de espalda y de costado.

Se sigue por los brazos de ambos lados, las palmas de las manos y el dorso de las mismas. Luego se deben examinar las piernas por delante y detrás, los espacios entre los dedos y las plantas de los pies. No olvidar el cuero cabelludo y la zona detrás de las orejas.

Recuerde que una consulta a tiempo al dermatólogo ayuda a un diagnostico precoz y las posibilidades de cura son mayores. Visite a su dermatólogo cada año para controlar sus lunares.

Artículos Recientes

Introduce tu búsqueda y pulsa Intro

unasvitiligo mano