La descamación del cuero cabelludo acostumbra a ser un problema banal, solo molesto por el aspecto de relación social que presenta como poco cuidadosa a la persona que lleva ropa oscura con signos del polvillo blanco, de descamación capilar; sin embargo para la persona que lo padece además pueden existir molestias de picor, encontrarse costras en el cuero cabelludo e intolerancia a ciertos champus o cuidados capilares.

Además en algunas personas y especialmente en niños y adolescentes puede presentarse una forma más severa (falsa tinea amiantacea) que se manifiesta como unas costras de piel, acumulo de células córneas de la piel fijadas al cabello que al probar de sacarlas arrastran muchos cabellos con la costra, dejando a veces zonas erosionadas y dolorosas.

En algún caso las lesiones costrosas del cuero cabelludo pueden ser una manifestación de psoriasis que solo la experiencia del dermatólogo será capaz de diagnosticar.

A pesar de la intensa publicidad y el marketing de multitud de champús anticaspa, muchas personas no consiguen controlar el problema. Hoy en día sabemos que en la mayoría de los casos la presencia de un parásito vegetal, una levadura normal en el cuero cabelludo, pero que en determinadas circunstancias o debido a cuidados inadecuados aumenta excesivamente su población y estimula un proceso inflamatorio mínimo de la piel, pero suficiente para incrementar la descamación (caspa).

Cuando el champú del anuncio falla el dermatólogo es el especialista que resolverá el problema.

Artículos Recientes

Introduce tu búsqueda y pulsa Intro

dermatitis-del-pañaloruga-de-los-pinos