Llegó la primavera y el buen tiempo se acerca, en la filosofía de la vida actual el hambre de sol aparece, la exposición a los rayos ultravioletas y una gustosa sensación aportada por los rayos infrarrojos en forma de calor.

Cuando el calor ambiental todavía no es bochornoso, es muy frecuentemente buscada en ratos de ocio.

La sensación es muy agradable después del frío invierno pero como Dermatólogo debo advertir la necesidad de disfrutar de este placer pero con la aplicación previa de filtros solares de factor de protección por encima de FP 15.

Si queremos prevenir fotoenvejecimiento y evitar incluso cáncer de piel es importante saber que las quemaduras solares en las primeras exposiciones de temporada (la piel no está preparada para autoprotegerse) son muchas veces claramente perjudiciales a nivel celular y es muy importante concienciarse y protegerse.

Está claramente demostrado que la principal causa de cáncer de piel son las radiaciones ultravioleta principalmente por exposición solar incontrolada aguda y crónica.

Artículos Recientes

Introduce tu búsqueda y pulsa Intro

vitiligo manosol-y-piel-beneficio-y-riesgo-