Este es un artículo dirigido a los jóvenes, la población más susceptible de sufrir quemaduras solares de forma inconsciente.

Todo el mundo sabe que exponerse exageradamente al sol, sin filtrarse y especialmente en las personas con piel clara produce un enrojecimiento e inflamación de la piel que llega a doler por la noche, a veces pueden producirse ampollas y luego la gente se pela y pierde las primeras capas de la piel.

Lo que es importante saber es que además de estas molestias inmediatas, que a veces pueden ser muy molestas e incluso a veces intensamente dolorosas, es en muchos casos el principio de lesiones para el futuro.

Cuando se induce la lesión de las células de la piel por exceso de sol, unas se dañan tanto que se mueren y se descaman pero otras pueden quedar dañadas y crecer y reproducirse anormalmente y de forma lenta y con los años producirán lesiones en forma de manchas oscuras, pecas (la manifestación más precoz) o tumores como los carcionomas basocelulares o incluso melanomas.

Por lo tanto si te gusta ir a la playa tanto si eres joven como mayor, utiliza adecuadamente los filtros solares al menos de factor 15, y si además tienes una piel clara y sensible consulta a tu dermatólogo, hoy en día existen posibilidades de ayudar a tu piel a defenderse del daño solar y además te aconsejará el filtro adecuado.

Por lo tanto el buen consejo es: disfruta del verano y del sol pero sobre todo no te quemes.

Artículos Recientes

Introduce tu búsqueda y pulsa Intro

Otros peligros del marel-sol-no-solo-daña-la-capa-superficial-de-la-piel